viernes, abril 13, 2007

segunda página


Esta que sería la segunda página de El ángel caido, como todo lo que vengo mostrando, es provisional. Al ser esto una especie de diario de trabajos y pensamientos, un melting pot, un cajón de sastre, una escupidera, que no resulte extraña la disparidad de níveles de intención y análisis, de literalismo y pragmatismo, incluso de conciencia y ciencia.


La tercera viñeta no me entusiasma y ya ando rehaciéndola. La primera, no se, peca de excesiva abstracción espacial, la cual se repite en la segunda viñeta, donde creo que la ensoñación es más plausible. Como en muchas viñetas comodín, quizás la mueva hacia otro punto de la narración, ya que, sin embargo, me gusta el acabado que tiene.