miércoles, febrero 17, 2010

En el metro...



Nunca me han dibujado en el metro. Debe ser una sensación extraña que alguien altamente concentrado te vaya echando miradas rápidas mientras garabatea en una libreta de manera nerviosa. Que no se fije en otra cosa que no sea tus labios, tus ojos, tu cabello, la manera en que se te tuerce la nariz, la textura de tu chaqueta de invierno, el tamaño de tus orejas, la relación entre tu mentón y tu pecho. Debe ser inquietante sentir cómo te analizan la estructura ósea, cómo ven tus proporciones y la manera en que te retuerces en el asiento, incómodo. A la postre ni siquiera te muestran lo que han estado haciendo. Putos artistillas...

8 comentarios:

Bouman dijo...

Muy bueno!,
genial la coletilla del post!

Anónimo dijo...

Y sobre todo ver el resultado y comprobar como es un pastiche robótico totalmente rígido, para entonces lo anterior habrá perdido importancia y sólo querrás suicidarte.

Irene Roga dijo...

Es justo lo que se me pasa la cabeza cuando dibujo a alguien xD
Oye, mil gracias por el comentario en mi blog. Qué tú (dibujantazo) digas esas cosas de mis páginas, es estremecedor, me das muchos ánimos.
Saludos!!

Joan Marín dijo...

Merci Bouman!
Irene: Lo dicho! Iré a pillarme algún B's!! Saludin.

BARTU dijo...

Cuando estaba haciendo 2º dibujaba mucha gente en el tranvia hasta que me dí cuenta que era una perdida de tiempo. No solo te salen unos dibujos malísimos sino que encima los "modelos" no paran de moverse con la única intención de que no les dibujes y encima el propio movimieno del tranvía no ayuda mucho la verdad.

JuanolO dijo...

Cierto. Malditos artistas!

Joan Marín dijo...

BARTU!: no me seas negativo, hombre!. A mi me encanta dibujar en el metro aunque a veces me dé vergüencita y eso. Tomar apuntes del natural creo que es uno de los mejores ejercicios para cualquier dibujante. Ver de nuevo las cosas constantemente y nunca quedarte con la tramposa idea que tu mente se hace de las cosas! Yo me pillé las herramientas que me permitían hacerlo sin tener excesivos daños colaterales (un boli bic y la moleskine de tapas blandas). No decaigas! Creo que esta observación constante está la diferencia entre imitar o hacer cosas nuevas...
Juanolo!: Que los cuelguen a todos!! jajaja.

PULGACROFT dijo...

Quién supiera dibujar así!!!!!!
me gustó mucho el post que acompaña al dibujo.
;)